lunes, 7 de mayo de 2012

En el Principio fue la Oscuridad

Hoy vengo con mi trilogía favorita, un libro que me ha fascinado por su complejidad, por su desarrollo de los personajes, por todo en general. R. Scott Bakker da comienzo a la trilogía Príncipe de Nada, espectacular desde su inicio te va a clavar al jodido sofá.



Autor: R. Scott Bakker
Sinopsis:
«Ésta es la historia de una gran y trágica guerra santa, de las poderosas facciones que trataron de poseerla y pervertirla, y de un hijo en busca de su padre. Y, como en todas las historias, somos nosotros, los supervivientes, los que escribiremos su conclusión.»


Dos mil años han transcurrido desde el Apocalipsis. Ahora, el Shriah de los Mil Templos ha declarado la Guerra Santa para arrancar la Ciudad Santa del Último Profeta de las manos de sus infieles moradores.

Un hechicero, una concubina y un guerrero quedan cautivados por un misterioso viajero y caen bajo su yugo, mientras lo que empieza como una guerra de hombres contra hombres amenaza con llegar a ser la primera batalla del Segundo Apocalipsis
.          

Es muy cierto que para gustos... que un libro te guste más que otros depende de muchos factores, estado de ánimo, comparación con libros anteriores o, como dice un amigo mio, de si tienes algo especial para fumar. Este es un libro de fantasía heroica para adultos, lejos de los clichés de la fantasía para jóvenes con sus elfos, enanos y halfligs, en este libro te sobrecogeran las escenas de violencia y las de sexo explicito. Las diferentes escuelas de magia, las diferentes civilizaciones, las descripciones graficas de los sentimientos de los personajes, forman un todo brutal y muy real que fascinara al lector.

Hay que elegir musicaza para esta obra maestra y me decanto por...




El álbum debut de la banda Mercyful Fate, de 1983 y que catapultó al la jodida fama al mismísimo King Diamond, ya que vais a flipar con el libro que vuestros oídos se deleiten con este musicón.

Voy adelantando algo:




Proximamente mas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada